Desfile Custo Barcelona en Zaragoza, un espectáculo para los cinco sentidos

Llevaban meses amenazando con la inminente llegada del desfile del año a la capital aragonesa. Y por fin, llegó el día. Quienes tuvimos la suerte de formar parte de la lista de invitados, que rondó las 300 personas, pudimos disfrutar de un espectáculo colorista cargado de creatividad y en un marco incomparable: el Palacio de los Condes de Sástago de Zaragoza.

El 28 de mayo tuvo lugar el primer desfile de Custo Barcelona en la capital aragonesa, para presentar la colección Fall Winter 2015 – 2016. Más de un centenar de cambios de vestuario en un pase que duro apenas media hora y que no dejó indiferente a ninguno de los presentes. Una apuesta marcada por las faldas cortas, abrigos amplios, grandes capas y botas altas y la fusión gráfica y colorista que caracterizan el estilo del diseñador catalán.

Un espectáculo en el que se entremezclaron la apuesta colorista de Custo Barcelona para el próximo invierno, que va desde el tradicional tartán blanco y negro con el gris o el beige a colores más vivos como el fucsia y el azul petróleo; con las texturas predominantes entre los mates de la lana y los brillos de lamé combinados con la seda experimental de algunos de los vestidos.

Fotografía de Lorenzo Izquierdo

Fotografía de Lorenzo Izquierdo

3

Fotografía de Lorenzo Izquierdo

Fotografía de Lorenzo Izquierdo

Fotografía de Lorenzo Izquierdo

Fotografía de Lorenzo Izquierdo

Mientras tanto en el ‘back stage’…

Fotografía de Lorenzo Izquierdo

Fotografía de Lorenzo Izquierdo

Mientras tanto, en el ‘back stage’ del Palacio el ir y venir de los modelos y del personal eran constantes. De maquillaje a vestuario, de vestuario a peluquería y todo en un abrir y cerrar de ojos. Los nervios habituales en cualquier espectáculo de estas características todavía se vieron más incrementados en Carolina de la Rosa: se trataba del primer desfile de la joven modelo zaragozana. “Para mí, salir y representar una marca como Custo Barcelona fue un honor, algo que no se había hecho hasta ahora aquí, en Zaragoza, y sentí sobre todo ilusión y motivación”, recuerda la modelo que destaca la excelente coordinación de los organizadores. “Cuando salías a la pasarela y desfilabas cambiaba todo, los nervios se transformaban en algo increíble, estabas desfilando y sabías que todas las miradas te seguían, pero en tu cabeza estabas como en casa. Nos sentimos muy cómodos”, concluye.

Custo y Zaragoza, esa historia de amor

Para el diseñador, la ciudad del Ebro siempre ha sido un lugar especial. “Siempre se nos ha tratado muy bien en Zaragoza”, afirmaba Custo Dalmau entre bambalinas. La firma, que llevaba años visitando la capital aragonesa con formatos de tienda ‘Pop Up’ o tiendas efímeras durante apenas 15 días, estrenó su primera boutique permanente el pasado mes de diciembre en la céntrica calle Zurita de Zaragoza, tras el éxito cosechado en las últimas ediciones. “Cada vez que hemos venido a la ciudad la tienda se ha convertido en una fiesta, y ha funcionado tan bien que decidimos instalar la tienda definitiva hace unos meses”, añadía el diseñador.

Sobre el evento, asegura que no podían dejar pasar la oportunidad de desfilar en un espacio histórico tan emblemático como el Palacio de los Condes de Sástago. “Cuando te ofrecen un lugar como este es prácticamente una obligación. Teníamos muchas ganas de presentar la colección en Zaragoza, donde contamos con clientes fantásticos y con muy buena acogida siempre que venimos”, concluye Dalmau, quien no descarta futuros eventos en la capital aragonesa.

Un excelente trabajo de coordinación tanto de las y los modelos como del equipo técnico y artístico de la organización -la gran mayoría aragoneses- capitaneados por Tomás Polo y Pepe Reblet. Al finalizar el desfile, los asistentes pudimos disfrutar de un exquisito cóctel acompañado de chocolates y gominolas aragoneses, en definitiva, un dulce espectáculo para todos los sentidos. 

Abierto el plazo para presentar obras a Orés de Miedo

La muestra de cine ‘Orés de miedo’ ya ha publicado sus bases para participar en la V edición del concurso de cortometrajes cuya temática es el terror. El concurso se celebrará en Orés (Zaragoza) el día 1 de noviembre de 2015. El plazo para enviar los trabajos comienza finaliza el día 30 de septiembre.

Los cortometrajes enviados podrán optar a dos categorías: profesional y amateur, dotadas con un premio de 300 y 50€ respectivamente. Se otorgará además, un premio especial del público de 50€. Podrán participar los cortometrajes que tengan por temática el “terror” realizados durante los años 2014 y 2015 y que no superen los 30 minutos de duración. Como novedad,  éste año pueden enviarse proyectos por dos vías. Al tradicional correo postal se añade la opción de utilizar la plataforma Click for festivals.

Para más información, podéis contactar con la organización a través del correo lacharataores@hotmail.com

De vuelta con el cuaderno

Llega la cuarta edición de la Muestra de Cine más pequeña del Mundo

La cita tendrá lugar entre el 25 y el 29 de agosto  en la pequeña aldea pirenaica de Ascaso 

Entre el martes 25 y el sábado 29 de agosto, se celebrará en la pequeña aldea pirenaica de Ascaso la cuarta edición de la “Muestra de Cine más pequeña del Mundo”, un festival de cine independiente y de autor al aire libre junto al parque nacional de Ordesa. La asociación de vecinos organiza el festival no sólo para poder ver buen cine sino, además, como un grito de rebeldía contra el abandono del medio rural.

Ascaso es una aldea semiabandonada del municipio de Boltaña (Huesca) en la que en invierno sólo viven tres familias. Abandonada por las administraciones (la pista de acceso siAscaso260814bgue sin asfaltar, la luz sigue sin llegar y no hay ni saneamiento). Se encuentra en lo alto de una cresta, a 1000 metros de altitud desde la que se divisa el magnífico paisaje de Sobrarbe. En Ascaso todo es pequeño: su calle única, las pequeñas pozas que el arroyo del lugar excava en la roca calcárea, la pequeña sala que rehabilitaron los vecinos para ver cine o el presupuesto de la Muestra, que no llega a los 9000 euros.

Para sacarlo adelante, la asociación consigue las dos terceras partes del presupuesto a través de patrocinios en especie: los propios proyectores y equipos de sonido que les aporta la casa zaragozana Millán, cervezas Damm, o las botellas de crianza que una de las más famosas bodegas del Somontano, Enate, etiqueta especialmente para cada edición de la Muestra. Este año aún no saben si contarán con subvención de la Diputación Provincial: como era año electoral, adelantaron las fechas de la convocatoria y en Ascaso nadie se enteró: a la aldea no llegan las cartas porque Correos se niega desde hace años a subir hasta allí aduciendo la peligrosidad de la pista de acceso. Sí disponen de una subvención de 600 euros de la Comarca de Sobrarbe y, esperan, del Ayuntamiento de Boltaña, cuya composición está en el aire a la espera de pactos.

ascaso2015prensaEl festival se apoya en unos 25-30 voluntarios que colaboran en todos los apartados de la organización (comidas, proyecciones, aparcacoches, traslado de actores, etc.). Hasta Ascaso llegan cada noche más de 140 personas a ver cine en la era, tanto gente de la comarca como turistas que ocupan las plazas hoteleras acordadas con el festival por hoteles como La Demba, la ciudad de vacaciones de Morillo de Tou o casas rurales como Casa Arana. Por otro lado, ya se ha presentado el cartel de esta edición vuelve a ser obra de la diseñadora Ana Caos (Ana Fernández Santacruz) que lo cede gratuitamente como una contribución más. En él ha querido plasmar las montañas que circundan Ascaso no como unos montes fríos y agrestes sino como un entorno cálido y acogedor como una manta de patchwork elaborada como múltiples aportaciones, metáfora del proyecto colectivo y asociativo que es este festival.

La Muestra de Cine más pequeña del Mundo nació en 2012 y desde entonces se ha ido confirmando como uno de los encuentros cinematógrafos de mayor relevancia en Aragón. Al pase de las películas suelen asistir directores y actores y colocar una película en su programación es ya una referencia de calidad. Ascaso lidera además, una coordinadora de pequeños festivales la RedCine Grande en Pequeño que, en toda España, pretende extender este modelo de distribución que ellos califican de sostenible. En la primavera de 2013, Ascaso saltó a los medios de comunicación al conseguir dinero a través de Internet para rehabilitar la borda (establo) donde realizar las actividades complementarias al festival: coloquios, un pequeño bar o una minúscula sala de cine para niños con un aforo de 45 plazas.