La violencia es el único recurso del INCOMPETENTE (Isac Asimov)

En momentos como este, ni siquiera la rabia o el odio sirven de consuelo. Nunca había dicho tantas veces “hijos de puta” como hoy. Y la verdad, es que no sirve de nada… En momentos como este, una extraña mezcla de sentimientos se crea y se extiende con rapidez. Orgullo por lo que veo en las calles y plazas de toda España, incluso en el resto del mundo,y a la vez vergüenza por la falta de respuesta y de respeto por los que se supone, nos deberían proteger o ayudar.

Después de conseguir concienciarnos, de creer que podemos hacer algo, de movernos, de salir a la calle, de luchar PACÍFICAMENTE y de una manera francamente IMPRESIONANTE, ¿qué ha pasado? simplemente nada.

Personalmente, y por desgracia, no he podido ir a dormir a la Pz del Pilar, pero ahora más que nunca tengo ganas de ir, de apoyar, de ayudar. Porque me han demostrado que una vez más, molesta que la gente opine y luche por unos ideales. Porque no han encontrado otra solución que la violencia, y porque individuos cubiertos, protegidos y armados, han atacado a gente INOCENTE de manera DELEZNABLE .

 

 

Es vergonzoso que aquellos a los que teóricamente se ha elegido de manera democrática para representarnos, sean los mismos que ordenan que se nos trate como animales. Cada vez que veo el video, me pregunto quienes serán los que están bajo esos cascos. ¿Actuarán obligados o realmente se sienten orgullosos con su trabajo? ¿Qué se siente al romperle la cabeza a alguien que no ha HECHO NADA? ¿Cómo llegas a tu casa por la noche? ¿No tienen hijos sin futuro COMO LOS JÓVENES DE AHORA? Yo, como Mou, no entiendo.

Si la única solución es resistir que así sea, como dijo Gandhi, frase mil veces usada hoy en tuentis, facebooks y twitters de toda España…“LA VIOLENCIA ES EL MIEDO A LOS IDEALES DE LOS DEMÁS”. 

Porque nunca llueve a gusto de todos, pero siempre moja.

Parece ser que… son altibajos. Y yo solo escribo en los más bajos.

Supongo que le pasará a más gente pero no para de sorprenderme que tan solo en los peores momentos salgan los mejores textos, pensamientos o trazos. Porque en momentos como este te das cuenta de que nada es tan importante. Porque en 10 minutos te tienes que ir  a trabajar, y sigues tirada en la cama, sin peinar, con el portatil. Porque te viene encima una semana que prevees muy larga, y no encuentras el botón del pause. 

Pero, la vida debe continuar, porque nunca llueve a gusto de todos, pero siempre moja. Hay días en los que sí, mandarías todo a la mierda, y te crees que todo el mundo está enfadado contigo, como si fueras el centro del universo, pero ea, no es así. La gente sigue andando aunque te hayas caído. Triste ¿no? pero cierto. Y tu que pretendías cambiarlo. Porque a veces, la mente te juega malas pasadas mientras otras tantas, las malas pasadas te joden la mente. El orden de los factores no altera el resultado. Acabas igual de mal. Mi padre siempre me ha dicho, que sólo se aprende cuando te has dado la hostia, otra cosa igual. ¿Es que nunca podemos aprender sin hacernos daño? No podemos cambiar el mundo siendo tan frágiles.

Y no sé si me da envidia o pena, ver a la gente que pasa de todo. Antes estaba convencida, ayer lo estaba, ahora ya no tanto. No compensa el esfuerzo por el disgusto, el aguante por la patada, ni el agobio por la indiferencia de tantos. Es mejor vivir despreocupado. O simplemente, es mejor vivir.

Sueña… que más da.

Y de repente, un día… te cansas. 

No es cansancio físico, ni emocional, simplemente no puedes más. Puedes vivir bien, mal, vivir sólo, vivir acojonado, desvivirte, no vivir, o simplemente pasar por tu vida sin hacer mucho ruido. Esa es la cuestión… el ruido. Para mucha gente el no hacer ruido es lo correcto, es mejor pasar inadvertido. Mientras tanto, otros intentan hacer todo el ruido posible. Total… qué más da. Simplemente alguien intentará sacarle los ojos. Lo correcto, lo incorrecto, lo bonito o lo feo, lo envidiable, lo que está bien, lo que está mal. Lo patético, lo ridículo, lo vergonzoso, lo alentador… Hay tantas cosas por clasificar que no dejamos tiempo para nada más. Entre decisión y decisión, ¿cuándo vives? 


Siempre pensamos que algún día llegará ese día mejor, pero nunca llega, crecemos y nos seguimos equivocando, aprendemos, y seguimos siendo tontos, perdonamos, y nos vuelven a joder, conocemos a miles de personas, y seguimos estando solos. Pero que más da, si acabamos todos en la misma caja. Negativismo o realismo. Amistad o interés. Amor o miedo. Confianza ciega o venda…  Siempre hay dos caras para cada moneda. La cuestión es en cual te quedas. 

Puedes odiar con todas tus fuerzas, que al final se te olvidará. Como todo. Somos tan tristemente impresionables… NADA es firme, serio, seguro ni real. No existen lo ejemplos, no hay perfección, no hay nada SEGURO que no esté en tus manos, pero seguimos cayendo en la suerte, los “tal vez”, los “a lo mejor”. La única diferencia entre el que está en el escenario y tú, ES QUE ÉL TUVO COJONES DE SUBIRSE. Nadie tiene un don, nadie es mejor o peor, simplemente hay gente, que hace ruido, a pesar de las consecuencias. Total…